Día 3.

Me he levantado más enfadada que ayer.

He soñado que teniamos un accidente de coche. Íbamos en el Megane. Irene conducía, yo copiloto y Paola detrás. Irene se despistaba, un autobús nos empujaba y chocábamos contra un árbol. Yo intentaba salvarlas a ellas. Iba a cámara lenta. No nos pasaba nada a ninguna. El sueño me ha revuelto y me ha hecho ir más lenta.

Me da pereza. Hoy he sentido cola de gato otra vez. Cuando me sale aprieto la tripa y me relajo, no me duele. Los pensamientos ya no son tan negativos. Si me veo desnuda me gusto más. Si me veo vestida me veo horrible. Redonda.

Ayer tomé cerveza. Me escapo.

Me gusta tumbarme y respirar. Me ayuda.

Necesito silencio. Me ayuda estar en un lugar tan distinto a mi yo de ahora. Me ayuda estar en el pasado. No me siento aceptada pero me molesta menos que antes. No me importa no estar en los círculos mágicos. Me gusta diria yo. Tampoco siento la necesidad de justificarme. Estoy tranquila. A pesar de estar en este cuerpo que odio.

Parece como si hubiese abierto la compuerta de mierda. Sí, llevo todo un año sacando mierda de mi cuerpo. Todo empezó con la frase de Domi: “Estás demasiado delgada” Yo me veía gorda. Me duele tener esa visión de mí. Me da igual estar gorda o delgada si siempre me estoy tratando mal.

Lo que de verdad quiero cambiar es lo que siento sobre mi cuerpo. No mi cuerpo.

Anuncios

Un comentario en “Día 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s