Día 9.

Me he levantado contenta. Me he reído a carcajadas a las 8 de la mañana.

Me gusta esa sensación. Me cuesta aflojar. Me gustaría soltar la columna. Aunque siento las piernas más sueltas.

Ayer volví a sentirme gorda.

Me desatendí. No me di massaje. Ni crema. Ni escribir…

Poco a poco me paro y paro de verdad.

No he utilizado ni una sola vez el espejito pequeño. Todavía es pronto. Esta semana se me está resistiendo. Me está costando más de lo que pensaba pero estoy contenta de haber llegado a la raíz.

Tengo la espalda curvada. Me resulta casi imposible estar recta y descansada.

Aprieto los hombros.

No quiero llevar a nadie colgado en la chepa. No gracias. No me apetece. No puedo. No quiero.

Espero avanzar en mi proyecto ¿qué me pasa?

¿en qué se me va el tiempo?

Me cunde muy poco.

Es martes.

Necesito avanzar.

Me gusta estar aquí.

Me gusta más de lo que esperaba.

Me gusta esta parte de mi.

Me gusta ver a mi niña pequeña en su habitación.

Estoy bien.

Estoy contenta.

Tranquila.

No mucho.

No dejo de pensar.

Me he quedado sin tinta.

Contenta de estar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s