Día 12.

En secreto deseo estar delgada.

Me miro inquisidora para ver si ya estoy delgada o no.

Por fuera digo “no me importa, no me importa” por dentro mi cabeza me riñe por estar gorda.

Sigo necesitando aceptación.

No estoy negativa porque he avanzado mucho.

Hay cosas que soy y punto.

Hay cosas que se pueden cambiar y otras que no. Y yo tengo que centrarme en aceptar lo que soy.

Como soy.

Aceptar mi cuerpo. Mis lorzas. Mis pies. Mis piernas. Mi piel reseca. Mi pelo. Mis uñas.

Aceptarme.

Sentirme como soy y disfrutar de mi cuerpo serrano.

Disfrutarlo en toda su grandeza. En todo mi esplendor.

Quiero aceptarme. Me acepto.

Me acepto.

Nunca pensé que iban por aqui los tiros. Iba muy despistada.

Hoy en el meridiano tengo claro de donde viene toda esta tensión interna.

No soy avariciosa.

No necesito más de lo que tengo.

Estoy bien así.

Seguiré trabajando para estar mejor.

Me acepto como soy.

Acept0 mi tripa. Acepto mis tetas.

Mi cara de vieja, mi papada, mi espalda.

Acepto mi tensión, acepto ir siempre apretada.

Acepto sentirme fea.

Acepto sentirme guapa.

No quiero que la gente me lo diga.

Acepto los cumplidos.

Acepto los halagos.

Acepto la buena suerte.

Acepto vivir tranquila.

Acepto tener paciencia.

Me acepto como soy.

Me acepto.

Me acepto como soy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s