Día 20.

Espesa. Lenta. Nerviosa. Triste. Tensa.

Me duele a veces la cabeza de tanto apretar.

También aprieto los pies, las ingles, las manos, la boca…

Aprieto. Sin soltar. Ni siquiera cuando me doy cuenta.

Respiro y no paro. Ya no siento mi tripa apoyada sobre las piernas.

Aprieto. Suelto. Respiro. Empiezo.

Tengo ganas de llorar pero no lloro porque no suelto…

La pescadilla que se muerde la cola.

Me cuesta escribir y no quiero seguir pero tengo dos páginas más que llenar. Al final esto se me ha descontrolado. No estoy haciendo todo lo que he pensado. No sé por donde tirar. Y ahora no tengo nada claro.

Nada.

Muy confundida. Tensa. Cansada. Agobiada. Con pereza.

Me doy permiso para hacer lo que necesite hacer, lo que necesite hacer.

No estoy obligada a nada.

Soy libre.

Soy libre para hacer lo que me de la gana y yo misma me doy permiso.

Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s